Cargando…

El poder de un Sueño

Es muy triste ver que conforme pasan los años, se nos ha hecho tan común el crecer acostumbrándonos y resignándonos a lo que buenamente podemos conseguir y ya no perseguimos nuestros sueños.  Ahora vivimos persiguiendo lo que todos quieren, lo que la moda dicta, lo que la masa escoge.  Los jóvenes ya no persiguen una vocación sino la carrera más rentable.  Es como si nuestras decisiones y el camino que tomamos dependieran solo de los elementos externos, de las circunstancias.

La verdad es que no estamos aquí por casualidad ni nuestra vida es el resultado de elementos circunstanciales, por el contrario, hemos sido planeados, diseñados.  Dios nos ha creado para glorificarle, pero además ha depositado sueños específicos en nuestros corazones y debemos perseguir estos sueños para glorificarle.  En la Biblia encontramos la historia de José, un joven a quien Dios le dio un sueño y que persiguió ese sueño toda su vida y aún cuando todas las circunstancias le eran adversas, nunca renunció a su sueño, y claro, como este sueño venía de Dios, se cumplió.  Estos videos breves recopilan algunas enseñanzas de la historia de José.

Cuando alguien se atreve a soñar:

1. Llama la atención de Dios

2. Hace historia

3.  Marca el Destino de una Generación.

4.  Enfrenta oposición.